40 días por la niñez: ¿Cómo prevenir la hambruna?

Devocional 1

TEMA:

«Cuando el hambre se extendió por todo el país, abrió José todos los graneros». Este relato y, en especial, la noticia de que el hambre asolaba por todas partes preparan el arribo de los hermanos de José a Egipto. Dios actúa en la historia de la humanidad. Las hambrunas son una amenaza para todos los pueblos. El texto expone algunas acciones que es posible tomar para prevenir los estragos de muchos desastres «naturales» … ¿En cuáles otras acciones convendría que pensáramos hoy?

TEXTO:

Génesis 41:53–57 (DHH) 53 Pasaron los siete años de abundancia que hubo en Egipto, 54 y comenzaron los siete años de escasez, tal como José lo había dicho. Hubo hambre en todos los países, menos en Egipto, pues allí había qué comer ; 55 y cuando los habitantes de Egipto comenzaron a tener hambre, fueron a pedirle trigo al faraón. Entonces el faraón les dijo a todos los egipcios: «Vayan a ver a José, y hagan lo que él les diga.»56 Cuando el hambre se extendió por todo el país, José abrió todos los graneros donde había trigo, para venderlo a los egipcios; pues el hambre era cada vez peor. 57 Y venían de todos los países a Egipto, a comprarle trigo a José, pues en ningún país había qué comer.

MEDITACIÓN:

La lectura de este pasaje nos permite ver cuál era la capacidad del liderazgo político de Egipto. Primero supo discernir cuán trascendente era prestar atención al mensaje de José. Y, segundo, actuó de inmediato para concretar políticas agrícolas, las cuales generaron una abundante cosecha de alimentos. Aprovecharon todos los recursos con los que contaban: tierra, agua, fuerza humana, y lograron un buen acopio de muchos otros recursos presentes, entre los cuales gozaron de la sabiduría de un hombre temeroso de Dios que practicaba su fe en él. Echaron a andar esa sabiduría para vencer el hambre no solo de los egipcios, sino también la del pueblo de José y de otros más. Ahora bien, preguntémonos qué enseñanza nos ofrece el texto que al aplicarla transforme nuestra propia realidad. ¿Qué inquietud de nuestro corazón deberíamos compartir en los sectores de decisión política? ¿Cuál debería ser nuestro aporte cuando vemos que el medio ambiente resulta seriamente afectado? ¿Cómo deberíamos intervenir cuando las políticas nacionales de producción dejan a los productores sin recursos para cultivar la tierra? ¿Qué plan estratégico aconsejaríamos cuando compañías transnacionales pagan los costos de producción sin criterio de justicia? ¿Cómo conseguir frenar ese tipo de políticas para que no dejen con más hambre a los más vulnerables de la sociedad? Identifiquemos una acción concreta que rompa los procesos que producen hambre, y comprometámonos con ella para alcanzar su meta.

ORACIÓN:

Señor, gracias por tantos recursos que nos has dado; danos buen juicio y sentido común para saber cómo emplearlos contra todo lo que provoca el hambre. ¡Úsanos! Amén.Autor: Alberto Quiñonez (Q.D.D.G), Costa Rica

Nuestro equipo está respondiendo ahora mismo a la crisis global por hambre. Conoce más.