Hambruna amenaza a más de 19 millones de personas por causa del COVID

  • La mitad de las personas en riesgo son niños y niñas 
  • El número de personas en riesgo de hambre aumentó 50%, respecto del año anterior 
  • Solo se ha obtenido 29% del financiamiento necesario para prevenir inseguridad alimentaria 
  • Los efectos secundarios de COVID-19, combinados con conflictos, la pobreza, la desigualdad, y desastres naturales, amenazan con desatar una emergencia de grandes proporciones 

La agencia internacional humanitaria, World Vision, advirtió que más de 19 millones de personas, incluyendo 10 millones de niños y niñas, están en riesgo de sufrir hambre en 12 de los contextos más frágiles del planeta. La causa, es la mezcla mortal entre los efectos secundarios de la pandemia por COVID-19, los conflictos armados, una aguda crisis económica y desastres naturales asociados al cambio climático. 

La ONG teme que, si la comunidad internacional no incrementa el financiamiento para solventar necesidades urgentes de seguridad alimentaria, millones podrían morir en varios contextos altamente vulnerables. Únicamente 29% del presupuesto necesario para prevenir una posible hambruna se ha recibido. 

Andrew Morley, Presidente de World Vision Internacional, afirmó que la niñez en todo el planeta enfrenta el devastador efecto del hambre todos los días. Las señales son claras. Un número relevante de países están en riesgo de caer en una crisis alimentaria. Necesitamos los fondos para proteger a la niñez y necesitamos los fondos ahora”.  

Honduras, acechada por la pobreza y una marcada sequía en el llamado corredor seco, y Haití, con una deteriorada base de recursos naturales y pobreza aguda, son las naciones en mayor riesgo en Latinoamérica. 

El nuevo coronavirus paralizó estructuras productivas, trastornó la cadena logística y comprometió la habilidad de los países de resguardar a los más necesitados, entre ellos, a los niños, niñas y sus familias. Las economías de América Latina decrecerán 9% en promedio, según pronostica la CEPAL y un 7,9% según el Banco Mundial. En los primeros meses de la pandemia, 15 millones de personas perdieron sus empleos, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) esa situación, deteriorará la capacidad de adquirir alimentos en toda la región”, afirmó Joao Diniz, Líder Regional de World Vision Latinoamérica y el Caribe.  

“Los efectos secundarios de la pandemia golpean con particular severidad a las personas migrantes y refugiadas y a amplios grupos con acceso limitado a servicios de salud, agua y saneamiento. La niñez no es la excepción”, añadió. 

Frente al agudo deterioro de las condiciones de vida de las familias, el hambre acecha. Una consulta de World Vision a niños y niñas migrantes provenientes de Venezuela, en siete países, reveló que 1 de cada 3 niños entrevistados se iba a dormir sin comer. Además, entre la niñez migrante originaria de Venezuela que reside en Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, 80% aseguró que sus familias tienen dificultades para comprar alimentos, reveló la ONG. 

En África, la República Democrática del Congo, una nación sumida en el conflicto bélico por décadas, 5,5 millones de personas están en riesgo de hambre. Esto representa un aumento del 77% respecto al 2019. 

“El virus COVID-19 constituye un golpe más a la niñez en contextos altamente vulnerables y en contextos frágiles, quienes sufren los efectos combinados de crisis causadas por el conflicto social, la desigualdad y los desastres naturales. La combinación de estos aspectos amenaza la seguridad alimentaria de millones”, detalló Andrew Morley, Presidente de World Vision Internacional. 

La malnutrición aguda ha aumentado durante los últimos cuatro años, alcanzando su máximo histórico de 135 millones de personas en el 2019.  En abril, el Programa Mundial de Alimentos estimó que el número de personas enfrentando hambre extrema podría duplicarse debido a la pandemia por el COVID-19.  Por su parte, World Vision ha expresado su extrema preocupación, por el aumento del 50% en el número de personas que sufren malnutrición severa en todo el mundo. 

World Vision es el mayor socio no gubernamental del Programa Mundial de Alimentación de las Naciones Unidas. En el 2019, World Vision y el PMA, en conjunto, alcanzaron a casi 11 millones de personas, de las cuales 53% son niños y niñas en 53 países. 

Nuestro equipo está respondiendo ahora mismo a la crisis global por hambre. Conoce más.