Salvemos a una generación perdida

La COVID-19 está poniendo a más de 85 millones de niños y niñas en riesgo de violencia. Aislados en hogares inseguros, obligándolos a trabajar o forzados a un matrimonio prematuro, millones de niños podrían enfrentar abusos físicos, emocionales y sexuales como resultado de la pandemia.

Muchos de ellos ya están sufriendo y teniendo experiencias adversas que tendrán consencuencias duraderas.

Debemos evitar este legado devastador.

Ayúdenos a convencer a los gobiernos, autoridades y tomadores de decisiones para que actúen hoy mismo.

Únase al llamado que haremos a los gobiernos e instituciones para que aumenten urgentemente los fondos de salud, educación y otros servicios sociales que protegen a la niñez de cualquier forma de violencia y abuso, especialmente para niñas y niños en mayor riesgo debido a los impactos de la COVID-19.

FIRMA LA PETICIÓN:

 

 

Nuestro equipo está respondiendo ahora mismo a la crisis global por hambre. Conoce más.